What the Pharmaceutical Industry Can Expect From 2021

El 2020 ha sido un año lleno de incertidumbre, restricciones y cambios rápidos. La búsqueda de una vacuna contra el COVID-19 ha mantenido ocupada a la industria farmacéutica; no obstante, aunque ya se ha encontrado, dicha industria se enfrentará a nuevos  retos en 2021: las empresas farmacéuticas y los países de todo el mundo deben colaborar para preparar la mayor iniciativa sanitaria mundial simultánea de la historia.

Las campañas de vacunación del COVID-19 están en marcha en todo el mundo, pero las dosis disponibles siguen siendo escasas. Hay mucho esfuerzo logístico detrás de las campañas de vacunación: los gobiernos tienen que trabajar en un plan de entrega para calcular cuántas dosis de vacunas se necesitan y cómo se distribuirán. Otras decisiones que hay que tomar son: ¿qué vacuna vamos a recibir? (Sobre todo si hay varias vacunas disponibles). ¿Dónde y cuándo se puede vacunar a la población? ¿Qué medidas educativas se precisan para informar sobre la vacunación y, en caso de que sea necesario, disipar los temores de la población?

El despliegue de la vacuna del COVID-19 está siendo más lento de lo previsto, por lo que los expertos prevén que aún nos depara una larga espera hasta que todo el mundo tenga acceso a la vacuna. En muchos países, los sanitarios, como los médicos, las enfermeras o los técnicos de laboratorio, y los residentes y el personal de las residencias de ancianos son los primeros en recibir la vacuna, seguidos de los empleados esenciales que trabajan de cara al público, los mayores y las personas con afecciones médicas.

¿Salvará la pandemia la reputación de la gran industria farmacéutica?

Uno de los titulares que más se compartió en 2019 fue “Los americanos rebajan la industria farmacéutica”. Durante ese tiempo, no había ningún sector empresarial que no gustara menos en Estados Unidos que la industria farmacéutica. Esta percepción pública negativa se puso de manifiesto en un informe de Gallup de septiembre de 2019, en el que se nombraban los elevados costes de los medicamentos y el papel de la industria en las crisis de los opioides en Estados Unidos como motivo de la mala reputación de la gran industria farmacéutica entre el público. Sin embargo, gracias al coronavirus, las empresas farmacéuticas y de ciencias de la vida se han encontrado en el punto de mira. No solo los gobiernos, sino también el público, están recurriendo a ellas para obtener vacunas y tratamientos. Esta es una gran oportunidad para que las empresas de ciencias de la vida recuerden a todo el mundo su propósito inicial.

La importancia de las colaboraciones

La pandemia también ha demostrado una vez más la importancia de la colaboración en la industria farmacéutica. El hecho de que las vacunas del COVID-19 se hayan desarrollado y aprobado con procedimientos rápidos puede atribuirse a la estrecha colaboración entre las empresas farmacéuticas y las autoridades reguladoras. El diálogo abierto entre las entidades implicadas allanó el camino para el desarrollo de la vacuna a un ritmo rápido y se debe considerar un ejemplo de lo que es posible.

El futuro de la producción farmacéutica

Muchas empresas farmacéuticas europeas se abastecen de materias primas en Asia o incluso hacen que sus medicamentos se produzcan íntegramente allí. Sin embargo, los días en que los medicamentos se producen a un precio más bajo en Asia que en el país de origen podrían terminar pronto. Durante la pandemia se ha puesto especialmente de manifiesto la fragilidad de las cadenas de distribución en la industria farmacéutica y la dependencia de los países europeos de Asia, sobre todo en lo que respecta a la distribución de materias primas, donde las restricciones y los cuellos de botella pueden poner en peligro las cadenas de distribución. En muchos países, algunos medicamentos no se encontraban disponibles debido a los problemas de suministro y a los retrasos que causaban las medidas adoptadas para combatir la pandemia. Con el fin de responder a estos retos, las empresas farmacéuticas deben deslocalizar la producción de sus medicamentos y dejar de depender de un solo país o región.

 

Más información:

https://www.strategyand.pwc.com/uk/en/reports/strategy-where-next-for-pharma.pdf

https://www.mckinsey.com/industries/public-and-social-sector/our-insights/the-covid-19-vaccines-are-here-what-comes-next