How to Avoid Errors in Packaging and Labeling During Pharma Product Launches

En la industria farmacéutica, se tardan varios años en lanzar satisfactoriamente un producto. Aunque la investigación y el desarrollo desempeñan la función más importante, también deben tenerse en cuenta el empaquetado y el etiquetado desde el primer momento. Los errores que surgen debido a un empaquetado o etiquetado incorrectos no solo resultan muy costosos, sino que también consumen mucho tiempo a la hora de corregirlos.

En general, el empaquetado cumple tres funciones principales: seguridad, logística y marketing. Con respecto a los errores en el empaquetado físico, a menudo resultan mortales. La prevención de errores en esta fase es igual de esencial que durante el proceso de desarrollo de medicamentos. Los fallos de equipo, los componentes disfuncionales o el derrame de tinta durante el empaquetado del producto son solo algunos errores que pueden producirse.

Asimismo, se deben evitar los errores de etiquetado. Estos pueden producirse en cualquier momento y en cualquier industria, y algunos ejemplos son erratas, nombres de productos mal escritos, malas traducciones o fuentes incorrectas. Otro posible problema se da cuando la relación de tamaño entre el nombre comercial y el nombre genérico no coincide con los requisitos del organismo regulador. La omisión de información específica del país, como los avisos necesarios, es otro error común de etiquetado. En algunos casos, no es la empresa farmacéutica la responsable de crear los errores. En lo que respecta a la impresión de ilustraciones y cartón, los proveedores entran a formar parte del proceso de lanzamiento. Para asegurar un etiquetado sin errores, los proveedores deben poder imprimir las ilustraciones según lo establecido.

En lo que respecta al empaquetado y al etiquetado, la pregunta es: ¿cómo se pueden evitar (o, al menos, reducir) los errores comunes de empaquetado y etiquetado?

La comunicación es clave.

Asegúrese de que todas las partes están implicadas en el proceso de planificación de productos. Para evitar errores de empaquetado, es necesario dejar el tiempo suficiente para crear un empaquetado adecuado. Uno de los principales desafíos en el proceso de fabricación de productos farmacéuticos son los distintos tamaños para el mismo producto. Un blíster, por ejemplo, puede contener diez o veinte pastillas. Más cantidad requiere un empaquetado distinto. Por ello, se deben comunicar siempre las modificaciones de los productos a tiempo para asegurarse de que se pueden tener en cuenta antes de que sea demasiado tarde: los errores pueden salir caros.

Aprenda de los errores.

Aprender de los errores es necesario para asegurar que no se vuelven a producir los fallos. Tener el conocimiento para saber qué puede ir mal ayuda a identificar riesgos potenciales para futuros proyectos. Por ello, evaluar el rendimiento de los proyectos constituye un paso necesario que tener siempre en cuenta.

Más información:

http://www.pharmaqualityexchange.com/en/documents/document/understanding-medical-device-labeling-regulations-in-the-us-eu-and-china
http://www.pharmaqualityexchange.com/en/documents/document/how-to-make-pharma-codes-readable
https://www.bioprocessonline.com/doc/how-to-successfully-manage-packaging-and-labeling-during-pharma-product-launches-0001